Nestlé Jungly y el poder de las redes sociales sobre las marcas. Pixel Innova

Nestlé relanza su tableta de chocolate Jungly por el movimiento viral de este recuerdo de la infancia de muchos en las redes sociales.

La historia de Nestlé Jungly

En la década de los noventa era la merienda más popular en las casas españolas. Niños de todo el país gozaban con el chocolate con leche y galleta que traía fichas de animales. ¿Cuántos zoólogos y veterinarios habrán descubierto su vocación mientras merendaban un bocata de pan con Jungly?

Pero en la última década nadie casi nadie se acordaba del producto, por eso Nestlé decidió retirarlo del mercado en 2015. O esa es la razón oficial que dan a cualquier fan que pregunte por redes sociales.

Las redes sociales y su poder para conectar personas con objetivos comunes

Unos años después, con el auge de las redes sociales, esos fans desperdigados por España empezaron a encontrarse en Twitter y así se vaticinaba la viralidad que ha crecido en torno a esta tableta de chocolate a finales de 2017.

Igual que muchas estrategias de venta se basan en el boca a boca, hoy sostenemos una parte del marketing digital en el culo veo culo quiero. Así estos pequeños tuits esporádicos fueron removiendo algo en el imaginario colectivo de los que éramos niños en la cresta de la ola de la tableta Jungly.

A partir de este momento todo fue como una bola de nieve hasta el punto de crearse peticiones en Change.org.

El regreso de Jungly: estrategia de marketing o presión social

Desde 2018, cuando las peticiones en Change.org se acumulaban, Twitter estaba que ardía y algunos salivábamos cruzando los dedeos, hasta enero de 2021 que es cuando han anunciado The Jungly’s Return han podido pasar muchas cosas y muchas tienen que ver con saber aprovechar las fortalezas para pegar el pelotazo con oportunidades como esta.

Unas de las oportunidades más grandes de hoy en día en el mundo digital son las expectativas y los influencers. Las relaciones comerciales entre marcas e influencers ya no es un tema tabú y, aunque no lo sepamos a ciencia cierta, está claro que detrás de este relanzamiento no está la casualidad, sino una estrategia de marketing.

Jungly ya está aquí y rompe los stocks

Estanterías vacías, gente yendo a 8 supermercados diferentes para poder comprarlo -no, no es marzo de 2020, es marzo de 2021-, un furor sin precedentes que se ha visto impulsado por muchas estrategias de mano de la marca y los supermercados distribuidores:

Esta subasta se cerró por un precio superior a los 6.000, y fue el popular streamer de Twitch Ibai Llanos quien hizo la puja final. El dinero será destinado a proyectos de preservación del medio ambiente en Cantabria.

Pero, ¿cómo se vive a pie de calle la locura Jungly?

Hemos hablado con Fabián Alves, responsable de compras de productos de gran consumo de nuestro cliente, E.Leclerc Salamanca, para que nos cuente cómo ha sido la vuelta de este producto al hipermercado. Muy sorprendido por esta situación, nos relata por teléfono que «en toda mi trayectoria profesional, muy, muy pocas veces he visto un fenómeno como este en un producto de alimentación». «Llevábamos como unos 5 o 6 años sin comercializar el producto, y lo que ha ocurrido ahora ha sido todo un fenómeno». «En pocos días hemos vendido miles de unidades de la tableta de chocolate Jungly, hasta el punto de tener que limitar las unidades que puede comprar cada cliente». «Lo nunca visto».

¿Qué puedes aprender de la estrategia de marketing que probablemente esté detrás del éxito de Jungly?

  • No subestimes las redes sociales, ya que es una fuente fiable de tendencias.
  • No tengas miedo a invertir, no te vuelvas loco tampoco, pero un empujón a tiempo puede hacer que un incipiente interés acabe en éxito rotundo.
  • Apóyate en expertos, en Nestlé hay una persona que se dedica única y exclusivamente a diseñar estrategias para vender tabletas de chocolate, así que imagínate si es importante…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.